Me leen:

94.


'Del daltonismo y otras virtudes

Ojalá la poesía fuera un arma
porque si lo fuera
yo siempre tendría dos versos en la recámara
para decirle lo mucho que la quiero.

Porque yo la quiero mucho incluso cuando no la quiero tanto.

Como ayer por ejemplo que puso esa mueca
de no estar de acuerdo con nada
en lo que yo estuviera involucrado,
luego se le infló el pecho
con el aire más afortunado de la habitación
y maldijo todas las casualidades de mi vida,
empezando por ella.
La más grande.

Aquella tarde que llovía tanto
y ella bajo un balcón
esperando que una nube se enamorara de ella.
Pero la única nube que pasó fui yo
con un paraguas rosa.

No hay nada más absurdo en este mundo
que un hombre con un paraguas rosa bajo una tormenta.
Eso suele decirme.

Pero claro ella no sabe que yo el rosa lo veo celeste
y el celeste azul
y el azul, azul, o eso creo
y a ella preciosa.
La más preciosa,
en todos los colores.

Ahora va hacia la cocina,
lleva el pelo recogido como a mi me gusta
y grita

jjshihsddodjsipwpsssss

Algo así.

Supongo que debo haber dejado algo abierto,
algo que no sea mi corazón claro,
porque aquella tarde de lluvia ella se quedó la llave
y la tiene guardada en aquella braguitas naranjas
que al final resultaron ser rojas
que le regalé después del undécimo beso con lengua.

Yo sé que en el fondo me quiere,
porque las mujeres que quieren de verdad,
lo hacen así a tirones
y te hacen el amor con las entrañas
y te muerden en la espalda
porque tienen hambre
y te respiran dentro de la boca
y te hacen café por la mañana
con pan, aceite y besos
y zumo de caricias con la lengua
y después del almuerzo
siempre hay algo que sabe a vainilla,
su piel se eriza y sus diminutos vellos
juegan a hacerme cosquillas por dentro del estómago.

Y sé que me quiere porque cuando vemos el mar,
siempre me agarra la mano con fuerza
y hace planes que sólo puede hacer una mujer enamorada
y me convierte en el principal partícipe de ellos.

Incluso con un paraguas rosa.

Ahora se acerca hasta el sofá
con esa sonrisa de princesa del suburbio
descruza las piernas lentamente
y todo el salón desaparece,
sólo está ella y yo
y sus piernas abiertas
y un autobus amarillo cruzando por sus muslos
y shakira bailando en tanga en una loseta
y la luna incrustada en el techo
y el sol en sus labios,
en los cuatro
y un hombre que desconozco con la boca abierta
y la lluvia
y su pelo mojado
y un nube enorme
y un paraguas rosa
y este poema
y todo le cabe en la boca
y se lo traga.

Sobretodo a mí.'

93.

Tiene los ojos color infinito, el cabello color negro oro, los labios de un sabor a nube que induce a la locura, la cadera en forma de 'vamos a volar'. Tiene unos sueños que construyen mil mundos, la voz que invita a imaginar cualquier rincón de una ciudad perdida donde por fin se deje amar. Tiene la piel demasiado acariciable, suave, dulce, tenue. Cada poro sabe a hiel, a rayo de sol. Tiene el calor escrito en sus labios y las paredes la quieren besar. Tiene la única lengua que habla mi idioma. Tiene las pestañas perfectas donde acostarse a ver pasar las horas, a su lado.
Tiene esos ojos color infinito.

92.

Me dejé caer el abrigo, me morí sola del frío, sólo en el dolor soy capaz de encontrarme. Mi espejo me repugna y mis gritos son nulos ante el silencio de mi mirada. Que difícil es dejarme marchar. Que a gusto estaría sin mí. Se va mi esencia en pasos mudos, en manos heladas de movimientos severos, en el chirrido de una rueda rota en el asfalto que se ha pinchado con el simple roce de un cristal.
Vivir a la merced de un antojo; por debajo de unos números que te pisotean pero por desgracia no te hacen más pequeña; por encima de la talla que quisieras, por encima del grosor establecido, marcado en cada día de tu calendario. Cuando cada gramo es una desgracia y nada tiene sentido, cuando odias tu reflejo, cuando asqueas tu cuerpo. Cuando llenas el hambre y quieres más, cuando corres hacia el baño y te arrodillas buscando una solución a la libertad que te privas tú misma sabiendo qué no debes hacer. Cuando todo lo que sobra en tu horrible figura te hace sentir diminuto el corazón y sobrante el alma.
Entonces tienes un problema.
Me abandoné en una esquina, dejé que entraran en paso firme mis complejos uno por uno dominando lo que soy y lo que siento.
Verás, que estoy enferma.
Pero soy una enferma gorda, muy muy gorda.

91. Va de preguntas.

'Dime, ¿alguna vez te has preguntado por qué los árboles en esqueleto albergan un silencio inevitable? Dime, ¿has pensado acompañar a la cigüeña en sus pasos? ¿Acaso no sabes que las preguntas nacen antes que las ideas?'
¿Sabes qué hubiera pasado si la bomba estallara justo en la frontera? ¿Perseguís en ese lado a cualquier desconocido para cambiar esa condición? Pregunto, ¿has logrado tú encontrar a un perro siempre fiel? ¿Te gusta comer miel a cucharadas? ¿El infierno son las calles, como aquí, cuando te aprisionan?
Aquí sí, en este lado.
En el otro, saltada la frontera.. ¿Existe alguien feliz? ¿Existen esas ansiadas miradas que albergan la calma y que por aquí tanto prometen? En esas calles.. ¿Los niños corren, saltan y chillan por las carreteras sin ser regañados? ¿Los ancianos se sientan en puertas con sus viejas sillas para ver el atardecer ser vencido? ¿Los deberes son compartidos? ¿Las madres pueden cumplir sus sueños sin pagar caro precio? ¿Las chicas sonríen y son tan bellas como inalcanzables? Cuéntame, ¿cabe sitio para mi cuerpo falto de alma en ese lugar? ¿Las despedidas son 'hasta luego' prometidos o 'hasta nunca' rotos? ¿Los abrazos también ahogan o sois más de estar pasando las horas entre besos para, más tarde, besaros más allá de los labios?
¿Podrías explicarme si allí vuestro despertador es un canto? ¿Por qué el mío es un berrido?
En ese lado.. ¿Las lágrimas fluyen o son detenidas? ¿Andan por ahí mis ganas de vivir? Si voy a visitaros.. ¿Podré sentir al fin el dolor? ¿Podré gritar hasta extinguirme en mi eco? ¿Podré corretear por carreteras entre camiones desafiando a la gravedad? ¿Me atrapará la muerte por fin o voy a seguir corriendo?
¿Estáis vivos, ahí, en el otro lado?

90.

Tiemblo sin querer, se me humedecen los ojos sin saber que me pasa, a santo de nada. Mil agujas me atraviesan de golpe, sin avisar y sin anestesia clavándose en el vacío que queda entre mis pulmones cada vez que sus carcajadas sepultadas aparecen en mi mente como un latido inerte que se esfumó dejando el eco de un suspiro. Que tira de mis pupilas, tornando en rojo el marrón, para regresar a las vistas de su cuerpo en estado de espera entre los raíles y alejándose luego en una línea de metro perdida en una plaza cualquiera de Madrid que ha marcado mi vida.



89.


Aquella escapada sin condición, bendición de vete tú a saber qué para que todo funcionara. Un beso ya planeado, y otros cientos de rebote. Una sonrisa tonta, una lágrima en un andén. Tú ríete que yo me rompo, tu mírame que yo nada te escondo. Siento con el alma en el pecho, el corazón en la boca desalentado por el poco talento de mis manos torpes nerviosas sin ti, las palabras atascando mi garganta y los ojos mojados, siempre mojados por no ser capaces de huir. 
Quiero estar ahí, temiendo cada segundo que me dejes caer pero con posibilidad de conseguir verte una vez más. No sabes nada, nada de mí porque desconoces tu interior y yo solo trato de entenderte, de juntar cada uno de tus pedazos sin que me ladres con todo lo que tengo para regalarte, todo lo que no quieres ni ver. Quién fuera tu salvamento, quién fuera aquella chica a la que quieres sin querer.. Ojalá la luna entendiera que desde que te conocí no existe nadie más, que sus celos deberían ser pasajeros, que siento que me muero cada vez que no te tengo, y por costumbre me faltas. 
Y ahora andamos por el mundo, tú y yo por separado, tus pasos y mis ganas, rastreando cada uno de los arañazos de tu corazón para hacerte brillar. Quiero hacerte feliz.

Distancia, te odio.




88.


La de hostias que me he dado y sigo confiando, si es que soy imbécil. Tan presa me tendrás que tener con tus labios, si solo imaginarlos tiemblo, si moriría en carretera por subirme a la escalera que lleve a tu mente; sólo por saber si me piensas. Lo que daría por despertar y verte invadiendo mi intimidad, tu foto en la mesa del comedor y tu sonrisa inundando mi aire, que duermas y comprobar que estás soñando, que me estas soñando cuando te acaricio y agarras mi mano susurrandole a cada dedo que me has echado de menos. Mi cordura prohibida, mis llantos esculpidos en tus caderas, en los kilómetros que nos separan, en el recuerdo de tu mirada. 
Yo, si fuera tú, huiría. Soy todo lo contrario a tu razón, a tu falta de ser, mis ganas de vivir sólo si es vivir contigo. Romántica perdida, golpe tras golpe siempre sonriéndote, no sabes cuan valiosa se me antoja tu sonrisa, mis ganas de tenerte, de tenerte entre mis brazos, jugar a perderte y no dejarnos caer. Mis manos buscándote, mis labios murmurando palabras que como cometas se pierden en tu espalda, en tus curvas, en los laureles de tu mirada, que se pierden de querer amarte, que se encuentran cuando nos damos cuenta todos de que distancia no puede contigo y conmigo, al menos no si nos juntamos. 
Renacer en tu mirada, ser en tus manos como un niño con juguetes nuevos. 
Ahora que te has ido tendré que cambiar de libreta, o quizás de vida.. ya me había acostumbrado a la mía a tu lado.

87.


Me mutilo al no quererte, más bien al quererte, pero lejos. De lejos te quiero y aquí me acompañas. Es raro vale? Yo lloro y se me pasa, son momentos que no surgen. Verás, juegas tú, chica de hierro, sonrisa de plata y ojos llenos de mí y juego yo, inútilmente, yo, que duermo acurrucada cada noche junto a los besos que no nos daremos, yo que despierto cada mañana con la carcajada tuya que no oí, y en cada momento más ganas de verte. Te atravesaría con un camión si no supiera que más tarde te echaré de menos, es así, es obvio, no es rutina porque es imposible, es, es y punto. Y nosotras somos, somos y punto veleros a la deriva, o quizás no, o quizás sea una tormenta, o quizás no tengamos ni siquiera mar y trate de nadar hasta ti en vano. 
No hay quién te entienda, no sé si quiero entenderte, solo quiero que me mires, me sonrías, y sentir dolor punzante cuando sepa que lloras, que me insultes, que me pienses y no lo digas. Yo solo quiero saber que esa coraza tiene un fondo, que es solo un amago a la razón, que me vuelvo loca con motivos. Aunque vaya a volvérmelo igual.

86-


Antónimos.

Estas sílabas que desentonan, estas líneas para no ser escuchadas, estos lunes que pecan de viernes. Este café que no madruga, esta pantalla que grita, estos dedos que mueren de pena. Estos, esos, aquellos. Como un no sé de árbitro, como un duda que se resbala en tus labios, como una palabra invisible. Como, cuándo, dónde. Eres todo y eres muy poco. A veces te olvido.
A veces no puedo.  

85


Deja que tu amor sea tu estado de ser. No es que te enamores, sino sencillamente que eres amoroso. Es simplemente tu naturaleza.
Siempre van a venir flores, pero no te aferres a una flor. De lo contrario, pronto estarás aferrándote a una flor muerta. Y esa es la realidad: la gente se aferra a un amor muerto que una vez estaba vivo. Ahora es solo un recuerdo, un dolor.

84


Una noche tranquila, silenciosa, con un segundero que me aprisiona y al fin sí, sí. Decido una vez más por última noche cederle el puesto a tu recuerdo, y dejo que te adentres como si me estuvieras haciendo un favor con ello. A veces deliro pensando que endulzarme con tus recuerdos me va a hacer algún bien.
 No es nada que necesite repuesta, ni un despertar, ni ver el sol salir. Es algo que ya está más que claro, tú tan solo eres compañera en esencia cuando la noche es fría y larga, y por desgracia yo vivo en un invierno eterno casi constante que no hace más que recordarme que ya he caído una vez más mientras te pienso y me autocompadezco. Las palabras ya no sirven pero el tecleo me marca un ritmo, un vaivén, me deja resurgir en momentos clave cuando la noche tranquila, silenciosa y su tiempo pesante me aprisionan, cuando la sintaxis se me clava en el pecho y empiezo a odiar cada sílaba.

83.


Tienes todo, la boca del diablo, los labios de ángel, esas manos como látigos que abofetean cuando acompañan a tus palabras, afiladas como puñales. Las jaulas no son más que tonos ocres comparados con tus ojos, paraíso momentáneo en cualquier situación. Un gris completo cuando en tu rostro se desdibuja esa sonrisa y oscurece cuando dices que no, que ya no me quieres, que solo eran palabras y que tienes tiempo y ganas de olvidarme. Mientes, siempre mientes. Tus gestos te delatan, tan fríos y claros que anulan la calidez que no dejas mostrar, eres dura conmigo, contigo, eres dura con el mundo, te decepciona que no sean como tú, a veces crees que sería mejor que fueras tú como ellos. A un lado, a otro, parpadeas, pierdes la noción del tiempo imaginando en cada persona una historia, en cada latido un pensamiento. Buscas en las caras de quienes te cruzas algo que te salve, que al menos te enoje y consiga que te pese menos la angustia en tu pecho. Pero al fin y al cabo solo eres un manojo de cables apenas coloreados, un corazón apalabrado con el cielo y vendido más tarde al infierno que se encuentra así entre dos mundos, perdido en los primeros labios que te pronuncien un 'te quiero'. 

82.


Haz de cualquier lugar un laberinto. Juguetea con mis sentidos en cualquier momento. Piérdete, piérdeme contigo. Andemonos con rodeos en cada una de tus curvas sin miedos. Quédate con cada gemido, con el sonido de mi respiración. Esta noche soy tuya, aprobéchame. Besa cada rincón, no te dejes ninguno.

81


La conozco, bastante, lo suficiente, sé lo que no quiere aunque de sus aspiraciones ya no sé nada. Sé lo de sus sonrisas y miradas, sé como mueve la cabeza para arreglarse el pelo y sé como suenan sus carcajadas, como cuando rompes el azúcar que se ha tostado encima de un pastel y sientes que te recorre las venas el temblor de haber deshecho la perfección, sé los escritos que me ha escrito de memoria, sé los que no me va a escribir y las palabras que me dedica en silencio sin darse cuenta. Sé que evita mis miradas y sigue mis pistas haciéndose la dura a veces, aunque sé que no le ha afectado tanto como a mi todo esto, sé que nunca se ha enamorado de mí pero que al paso que andábamos incluso se lo creyó.. Sé que la molesta el viento cuando la despeina pero en verdad ama esa sensación y que se moja los labios antes de hablar cuando está nerviosa y luego mira para ambos lados y se dispone a dejarse llevar.
Sé que a veces me echa de menos y también sé que está convencida de que dejar de hablarnos a veces es  lo mejor, sé que ha pensado en eso y que, al contrario que yo, cree que se nos ha pasado el tiempo, que no vale la pena nada, que podemos ser amigas algún día. Pero sé que no, que amo y amo de corazón y por eso sé que jamás seremos amigas, que me odia, que me quiere.
Te esfumas, como un recuerdo mezclado con whisky, sabe amargo pero endulza el corazón, difumina el futuro aunque no deje de verlo negro, lo veo más bien con el color de tus ojos. Ni zorra tienes de como me importas o has importado, no sabes porqué, nadie lo sabe pero así es. Los cambios son sorprendentes, llegaste a mi vida porqué sí, te metiste en ella porqué sí, me prometiste besos salados igual que dulces porqué te apeteció y te marchaste luego porqué no, porqué ni yo fui para ti, ni tú para mí. O eso creíste, o eso te quise hacer creer. Pregúntate si éstas letras van por ti, sí, van por ti.
Te diré mil veces que ya no te necesito y luego cuando te vayas moriré por volver a tenerte. Así hasta que termine todo, cuando creas que tus letras no me importan, que tus gestos me la soplan, cuando los momentos y palabras sean recuerdos y no se me tiña el corazón del color de tus ojos con solo pensarte. ¿Porqué será que se nos escapa el tiempo? ¿Porqué lo pierdo pensando que quizás un día hayas vuelto tantas veces que mi capricho sea que te quedes? 
Soy una cría, tú eres viento.

80.


Yo y mi costumbre por tratar una y otra vez mantenerte a mi lado, desde que empecé a soñar por ti ya no hay más solución que esconderme, te convertí en los meses que pasaban por querer vivirlos contigo. El mundo loco, loco y cabrón me quita cada segundo que me quedaba por vivir y me mata en la sentencia de tu silencio, me mortifica mientras intento aprender que ya no toca esperar los fines de semana para verte, que ya ni que pudieras en un jueves loco me verías de pasada.
A veces pienso que es un don olvidar. Otras me doy cuenta de que no tengo dones.

Ibas.


¿Qué extraño? Todo. En un principio, tus palabras. ¿Cuáles? Todas. En su amplio espectro y aplicación: Las afectivas, las creativas, las compulsivas, las lascivas, las afirmativas, las educativas y las comprensivas. Hasta extraño las posesivas, las explosivas y las corrosivas.   
¿Qué lamento? Las otras “Ibas”. Que te inhibas, que te prohíbas, que te ibas, que te ibas, que te ibas. Que te vas…
Que te fuiste.

~Warupe-

79


Me parece injusto que tu andes sonriendo a derecho e izquierdo mientras yo estoy que me niego a salir de casa por mi cara, por mis pocas ganas. Confieso que si estoy como estoy es por que quiero, por que no me da la gana de olvidar, de asumir, pero tal y como están las cosas te cargo con la culpa de todas mis penas, de todos mis males y dolores; a ti, a ti y a tu maldita forma de sonreír, a tus andares ligeros como si quisieras volar, a tus labios odiosamente rosados y tu piel pulidamente morena a estas alturas.
A veces pienso que en el mundo real nunca has existido, que yo solo he soñado y intentado que tú te fijaras en mi, que eres como una estrella lejana, que tus ojos son los que me han llevado a la locura, pero a la locura lejos de ti, sintiendo la sed de tu voz en cada poro y que me tomas por obsesa por creer que eres única y que me tomas sin remedio únicamente como en realidad solo sabes tú. Luego miro a mi alrededor y te veo en cada rincón, en cada estancia y recuerdo, y sé que has sido real, jodidamente real y por eso dueles tanto. 



La luna capturó lo nuestro, por eso no duermo, por si necesito beberte de otros labios o mirar las estrellas creyendo verte una vez más.

13/07/2010

Mis palabras escogen a los oídos que las escuchan por eso no necesito gustar a todo el mundo, ni lloro por no parecerme a las caretas que usan los anuncios, no soy una sonrisa, ni unos hoyuelos, ni unos impresionantes ojos, no soy nada. 
Llámame idiota, pero mi riqueza no cabe en una cartera, porque hace poco paseaba por el infierno ese de sentirse solo, farfullando los tópicos del animal malherido, salgo de la desesperación y me quito el traje de desgracia que no me dejaba ver mis ojos cosidos a algunos fracasos, ocultando que mis manos se habían enfrentado a miles de tristezas, y con sus cuerpos he tapado el bache que no me permitía ver el resto del camino.

Por fin he atravesado los paraísos artificiales con buen paso, ahora el paisaje está en blanco, como ayer, pero hoy ya no me da miedo.

78

Ven, deja que convierta mi habitación en tu mundo, mi cama tu castillo, mis manos tu tesoro y mis besos la recompensa. Acaríciame, suave y lento, que me guste, que te guste hacerlo conmigo, deja que corra el tiempo y corre con él, pero no me huyas que esta noche es mía para regalártela, para volverla para ti un sueño inolvidable, perderme en cada segundo de tu piel y morder cada poro exaltado. Hoy no necesito bebidas que me mantengan despierta, hoy solo necesito tu cuerpo pegado al mío y que me pases este frío que me recorre por dentro, haz que olvide mis problemas y sé la ecuación que tarde horas en resolver, la historia más complicada que pueda aprender y que me sienta satisfecha al conocer tus recovecos y poder recitar de memoria cada sonido de tus labios al roce con los míos. 

77.

No quiero olvidar ningún detalle, ningún momento, ningún lugar. Ni su mirada ni sus labios. 
No sé en que momento sucedió, no sabría decirte las palabras exactas, no podría jamás describir como me sentí. Solo sé que me temblaba la voz, que tiritaba, que quise apagar las luces y subir el volumen para no oír nada, ni siquiera mis pensamientos. Bien, veamos, es triste pero cierto, cada uno de mis dedos solo busca acariciar tu piel. Mis sonrisas a tus ojos ya se han teñido del color de una cualquiera, y no es por casualidad si no por lógica, yo también me cambiaría si tuviera la oportunidad. Se ha mutilado mi cajón de recuerdos para dejar que cada segunde pase como pesa, lento y desagradable en tu ausencia, ya se me pasará.
     Se me han truncado los planes, yo sí quise quererte hasta el final. 

'Por más que el mundo está podrido, por más que todos miran a su ombligo, puedo mirarte a los ojos mientras te digo: nose que haría mi vida si no estuvieras conmigo.'

-

No eres lo que esperaba porque no esperaba nada. Déjame decirte, no todo el mundo acude a ti en busca de algo, yo acudí a ti por casualidad y por casualidad me he hartado de tus tontas casualidades. De discusiones y enfados por el aire que respiro, de celos enfermizo-posesivos, de malas palabras y subnormalidades por gilipolleces. De que me eches en cara cada error, cada fallo que yo no he creado. Es más la distancia que me separa de ti hablando de corazones que de distancias porque aunque intente lo imposible .. imposible es llegar a quererte y que te lo creas. Las cosas son como son, me conociste con ellas y hasta que no me conozcas de nuevo no habrán cambiado, y no se trata de un momento. Se trata de que yo hubiera seguido conociéndote hasta más no poder, porque no quiero cambiar las cosas que hay y debes entenderlo, solo quiero crear algo pequeño contigo, y cuando se pueda que crezca, que se haga algo nuevo, pero ahora no se puede. La cuestión es que debería empezar a hablar en pasado porqué no eres lo que esperaba y no eres lo que espero.

76.

Busco una calma inalcanzable, la atmósfera aquí no es fiable. Mi mente solo es mi pequeño universo profundo, donde perderme sin miedo a que me encuentren. Un león ruge, parte mi latido. Un elefante pisa cada sentido y lo enmudece. Mi cuello se tiñe de azul, de verde, del color de sus labios y el cielo de lo más oscuro de su voz mientras trato de entenderme. Mi vida se despedaza ante mí y no hay ni agujas ni hilos suficientes para soportar esta carga, ni el grito más duro es lo suficientemente resistente. Los demonios me invaden cada día en estos 30 inviernos cada mes, en este mar de ventisca que se derrite por las palabras que no me dices. 
Se me torna el corazón y vuelcan los sentimientos en la boca de cualquier tiburón dispuesto a comerme. 

75


Que más da abrir o no los ojos, si me cierro las alas y me aferro los pies al suelo. Me ato, colgándome así mil cadenas, me siento a esperar. Que más me va a dar verlo todo, si aún que sé que no es lo mismo, aunque no lo siento igual y temo a que tú nunca hayas sentido esto.. pese a todo es que yo amo las mentiras que me cuentas. Si esto es el infierno me quedo aquí, me quedo contigo. Llámame loca, mientras no dejes de llamarme.. como si te da por llamarme idiota. Idiota es como me dejas. 
Si es que el tiempo pasa y yo te echo de menos, y de nada sirve repetirme que quiero dejarte, porqué mentiras solo me creo las tuyas. 

-Solo mantente con vida- me dijeron. 
Pídele a ella que lo logre.

74

Hoy quisiera tus dedos 
escribiéndome historias en el pelo, 
y quisiera besos en la espalda, 
acurrucadas, que me dijeras 
las más grandes verdades 
o las más grandes mentiras,
que me dijeras por ejemplo
que soy la mujer más linda,
que me quieres mucho,
cosas así, tan sencillas, tan repetidas,
que me delinearas el rostro
y me quedaras viendo a los ojos
como si tu vida entera
dependiera de que los míos sonrieran
alborotando todas las gaviotas en la espuma.
Cosas quiero como que andes mi cuerpo
camino arbolado y oloroso,
que seas la primera lluvia del invierno
dejándote caer despacio
y luego en aguacero.
Cosas quiero, como una gran ola de ternura
deshaciéndome un ruido de caracol,
un cardumen de peces en la boca,
algo de eso frágil y desnudo,
como una flor a punto de entregarse
a la primera luz de la mañana,
o simplemente una semilla, un árbol,
un poco de hierba.
Ver cada fallo y pasarlo por alto.
Saber que no eres perfecta pero a mis ojos ser la perfección personificada.
Sentir que te quiero hasta cuando tú pareces odiarme.
Ver en las nubes el blanco de tus ojos, en el cielo el azul que te falta en ellos.
Soñar en cada paso tu mano en mi cintura.
CREO QUE ESO FORMA PARTE DE LO LLAMADO AMOR.

Pero si estar enamorada es odiar, amar, necesitar.. todo con la misma intensidad a una sola persona..
Entonces estoy enamorada hasta las trancas.

73


Cuando dicen que solo necesitas el amor.. no sé si mienten o vacilan entre la verdad y la comisura de sus labios. Yo no quiero amor, no quiero amor si no es el suyo y que más me da el amor si no es recíproco. Lo único que necesitas es el amor de quién tú quieres.

iuzgdvkngoiñ zkhlnx.



No puedo temer al destino.

Brujas y demonios, gritos escondidos en susurros. Se me parte el cielo, solo queda el suelo sobre el que me desmorono sin que nadie se dé cuenta. Si esto es el infierno prefiero quedarme aquí, cualquier cosa antes de aceptar que debo partir, antes de seguir. No sé si soy yo que está al revés o soy yo que llevo la cabeza en los pies, donde piso mis ánimos y voy rompiendo almas. Todo esto marca el compás.. tremendo terremoto sin final, me vuelve a juzgar mientras pensamientos se destruyen. Me siento en descontrol, como si este no fuera mi lugar, y sé que no lo es, que eso no existe, eso es un paraíso que construimos para excusar la incomodidad. Para, para, para. No me dejes seguir por ese camino, no sigas, no hagas nada, déjame partir. Oh amor.. como se esfuma de rápido la sensación de hacer las cosas bien, más me giraría, y seguiría a lo mío.. Ando tan perdida. No temas, no existe el dolor, sabes que siempre seré una opción más, no la mejor. Pasa todo esto, los sentimientos caducan, y quién diga lo contrario miente. Como explicarlo.. yo lo sé, porqué.. porqué yo soy como la muerte, vivo eternamente, todos me recuerdan, mato ilusiones, rompo momentos, la cago, reintegro. Soy la ciencia de la confusión, la receta para crear la decadencia, el ritmo en tus palabras cuando no se siente, el único de los pensamientos cuando se brinda por un final, sea o no feliz. No hay nada que lo arregle, ni un vestid bonito, ni un pintalabios rojo, ni una cinta en el pelo, ni unos taconazos de espanto.. nada. Ni el chocolate, ni los globos de colores, ni las chuches, ni el arroz con leche.. de mismo sirve el viento cuando estás dentro de casa encerrada. No puedo ser libre, porqué mil cadenas me dejan sin fuerzas para partir. Sigo los pasos que me llevan hasta el camino del abismo, caeré, y cuando me levante estaré demasiado arriba para contener mi inevitable vértigo. No insistas, esta vez si te veo prefiero encontrarte, no buscarte en cada rincón. Sentir la necesidad clavarse como láminas oxidadas en todas las paredes de mi pecho, encontrarte como quién ve una estrella fugaz y pedir un deseo, si no es así, no vuelvas. Las cosas son así, o quizás no son sin ti, quizás no exista nada si tu no estás junto a mi, más si al final nada parece ser lo que es, será mejor que creas solo en lo que ves.. yo funciono así.
Aniquilar, destruir, convertir, especular, voy a ser un criminal, desequilibraré las balanzas; me quedaré con, donde, cuando, y por lo que me apetezca. Me da absolutamente igual si se funde el sol. Voy a negar la obviedad.. diré que no te deseo

Dibujé todos estos rincones a tu medida, a tu imagen y semejanza. Tu risa estallaba en mis cabellos y mis brazos te llevaban a la última esquina del universo. O al menos, de nuestro pequeño planeta construido a punta de tus reflejos.

Todo era de tu agrado, salvo un detalle. Jamás logré pintarme a tu gusto.

72.


No necesito de tus palabras. El lenguaje ata y desata el pensamiento, sin dominarlo. La sintaxis se pierde en el caos de tus ojos sobre los míos. Las tautologías se desarman en la más burda de las simplezas. La fonética es imperceptible para quién ya escuchó demasiado. Te lo repito: no necesito de tus palabras.
Con la verdad de tu cuerpo me basta.

~71.

No me arriesgo a perderte y no sé como hacerlo para sentir que te quedas conmigo. Me atribuyo cada fallo, me dejo la piel en cada detalle y pequeño suceso que pueda acercarme a ti y sin embargo la respuesta es cada vez más nula. Bésame porqué quieres, no porqué creas que debas hacerlo.. son mis labios los que buscan ansiosos los tuyos.Y aquí estoy, una vez más, sentada en una cama que se me antoja fría, grande y fea cuando estoy a solas con ella. Incapaz de derramar una sola lágrima, sé que llorar solo me quita un poco más de ti. Ya no sé todo lo que te he dicho, hasta yo me ando un tanto dispersa, sumida en mi ataque de expresión verbal que me ceba con autocompasión y a la vez con desengaño. Seguramente estés un tanto aburrida y hayas pensado ya en echarme de tu vida, al menos haciendo que tome otra forma en ella.. pero te diré que no puedo ser amiga de la mujer a la que he decidido que quiero entregarle mi vida en un par de segundos tan intensos como el último beso de dos jóvenes antes de saltar al vacío para no volver jamás. Siempre yendome de tema, ya ves, no quiero llegar a confesarte que haría todo, daría lo que ni siquiera tengo por hablar de ti; hago carreras con la luna para que te susurre en sueños, y así, al menos, oírte hablar de mi.

70-

Sin tu voz mi áspero entorno se quiebra, se rompen las agujas del reloj y el tiempo deja de pasar, todo es en vano. Capaz de sentarme en frente tuyo para gritarte con los ojos que aunque a veces no soporto más estas ataduras cuando te tengo delante se podría derrumbar el mundo bajo mis pies que quedaría tu estela sujetándome. Recorro con mis ojos tu mirada, directa al alma sin complicaciones. Juro que no eres la más bonita, ni la más lista, ni mucho menos eres perfecta y que pese a ello me enamoraría mil veces de ti. 

69

Si me cerraran los ojos ahora mismo, obligándome así a ver todo negro, a sentir mi alrededor por no poder escrutarlo.. si hicieran eso yo no sentiría nada, ni temor ni vacío, yo estoy acostumbrada. Mi vida se pinta en tonos ocres, mi contorno lleva distorsionado años cuando un espejo me devuelve incansable una imagen que no quiero ver. Que pesar es el que me lleva? No entiendo ni como ni cuando firmé contrato con el mundo para amargarme de éstas formas, no sé con que mano decidí que mi vida andaría por siempre escrita y no vivida, que mis pies serían de plomo para aumentar el número en básculas que se llevan mi felicidad.

68-

VAMOS, HAZTE RESPONSABLE DE LOS LATIDOS DESBOCADOS QUE PROVOCAS. 

67

Hola princesa, vengo siempre aquí para sonreír por ti, no se si lo sabes pero suelo esconderme así del mundo, la luna me escucha y el sol me observa, dicen que estoy loca y yo no puedo negárselo. Paso la vida en este lugar donde el viento no sopla y solo quedamos yo y mis sentimientos para hablarte. No se cuantas veces he dicho que te quiero, muchas seguro, se lo he gritado al mundo y te lo he susurrado al oído, y por si cabe alguna duda lo repetiré hasta la saciedad. Cada vez es un poquito más cierto porque cada segundo que pasa te quiero más que el anterior y menos que el siguiente. Me gusta tu sonrisa, me encanta cuando surge gracias a mi y doy gracias por haberte conocido, sin duda ha sido lo mejor que ha podido pasarme en muchísimo tiempo, y voy a luchar para que todo este cuento se alargue todo lo que se pueda y un poco más. Sabes? Si tuviera que elegir entre ti o un millón distintas te eligiria a ti sin dudarlo, te necesito aquí y no servirán de mucho las palabras pero se alarga la espera y demasiado tiempo paso a solas con tu recuerdo. Me gustaría girarme y que estuvieras esperando tras de mi, diciéndome que me de prisa porque soy demasiado lenta. Me encantaría hacerte comprender que no hay nada malo entre tú y yo, que mis fantasmas se esfumaron al verte y comprendieron que tras de ti no hay nada, que antes de tu sombra solo está tu luz y que en tus manos cuelga mi alma. 

66-

Sabes? Podríamos probar algo.. yo me muero y tu me resucitas, vamos, será divertido verte besarme con esas ganas y esa ansía de cuando no queda otra opción, no crees? No dejes de susurrarme. O bien.. Coincidamos en algo, y es que un colchón individual nos va a bastar aunque no haya sitio, lo sabes.

65.

Cuando suena esa canción hierve mi piel, gota a gota sin descanso, cada segundo en la que la melodía de mi corazón se agota. Puedo oírlo, es de hielo, está roto y vive eternamente en la añoranza.
Si te digo que no me importa el futuro no significa que no lo quiera contigo, solo que un presente a tu lado me basta. Tiemblo y te pienso, sonrío y sencillamente sé que aunque no estés aquí te tengo, eres mía, cada sentimiento, incluso el odio late en mi junto al tuyo, y no hay más, eso es amar, saber que pase lo que pase se pasa unidos, que si me quieres matar al menos sentirás algo por mi, mejor eso que la indiferencia, que latidos que se cargan de paciencia por no querer aguantar. Si supieras cuanto echo de menos todo lo que nos queda te sorprenderías, creo que necesitamos mínimo un par de vidas.

Sé que esto no te lo esperabas, igual que yo no me esperaba que fueras a secuestrar mi corazón sin pedir ningún rescate.
Sé que no soy la persona más romántica del mundo, pero todos tenemos derecho a ser cursis en unos momentos determinados de nuestra vida.
Ahora mismo es la 1:21 de la noche y yo estoy aquí, sola, pensando en cuanto me gustaría estar contigo. Hacerte saber con un beso que te necesito, aunque a veces creas que no.
Con uno de tus abrazos me siento capaz de llegar a lo más alto, de alcanzar una nube y subirte conmigo para disfrutar de las vistas sin miedo de caer al vacío simplemente porque tu estás a mi lado. Contigo todo toma otro color, el color de la felicidad, que es así muy como tú...naranja :3
Aunque a veces sea difícil por todo lo que tenemos en contra, cuando te miro a los ojos se que vale la pena seguir luchando, seguir queriendo y arriesgar. No te voy a negar que tengo miedo, miedo a fallarte y de fallarme a mi misma por cualquier tontería. Miedo a hacernos daño, a dejar de sentir algo tan especial, miedo a que una cuenta atrás por verte no llegue nunca a su final...
El miedo al pasado está más que superado, el miedo al futuro es inevitable, por eso quiero disfrutar el presente contigo, mi mayor regalo del mes de diciembre.
Gracias por aguantarme a mi y a mis costumbres, gracias por no dejar de creer en esto y gracias por convertirte en la persona más especial de mi vida.


Tú, mi niña perfecta, mi favorita. 

T E  · A M O 

24B!

64.

Si yo fuera tan bonita viviría presa del pánico, del miedo a romperme y estallar en mil pedazos, con el ruido más fuerte que jamás he oído cuando no oía nada, con ese quebrar de ramas bajo mis pies cuando corro asustada por bosques que desconozco. El ruido de mi soledad es el sonido más fuerte que nadie va a llegar a escuchar, pero es una lástima que algo tan bonito sea mal considerado, es algo que solo uno mismo puede escuchar.
Imagínate que se siente al vivir tras una careta, esculpirte a ti mismo sin cesar, ya que solo te ves errores. Sientelo, así siento yo mis latidos, como van apagandose, como van fingiendo saltar alegre. A veces la mejor compañía es la del silencio, así puedes empezar a escucharte. Date cuenta, eres imperfecto, eres el ser más imperfecto del mundo, y da grima pensarlo, pero es eso lo que mi cabeza me repite constantemente. Si apenas alguien pudiera escucharme, si alguien entregara su tiempo a sentirme, no a entenderme.. 
Se agolpan en mi los recuerdos, en mis ojos la nostalgia, me arden las retinas y me pesan los párpados. 
Caen como sentencia, estoy perdida.


63

Sabes qué? Odio los restos de ti que has dejado en mi. No te odio a ti, pues ya apenas te conozco.. pero odio quién fuiste, como te comportaste, como me dejaste y como volviste. Así me has dañado que imagínate cuan hondo has llegado que meses y meses después sigo escribiendo sobre ti con los ojos húmedos. Tras todo, recuerdos y noches ahogadas en lágrimas, tras tiempo y distancia, y silencios y palabras que sobraban. Aún habiendo todo esto sigo llorándote, eh? Divertido debe ser.. para mi es un puto show. 
Divide nuestra historia en dos, hazme el favor, lo que diste tú y todo lo que dí yo.. y ahora pártela otra vez, quédate tú con lo bueno, que lo malo lo tengo yo grabado a fuego.
Y lo peor, lo que más odio es quién no pueda entender que la época pasa página pero el dolor queda impregnado en cada paso, que la base de mi ser es ahora el dolor de su sonrisa, el silencio que tendríamos que haber sabido aprovechar. Que la he amado tanto como para querer pasar el resto de mi vida con ella, PERO QUE MI VIDA CON ELLA HA TERMINADO Y NUNCA DEJARÉ DE QUERERLA. Solo que ahora la quiero lejos, lejos de mi.

Que triste es sentarme a recordar como fui por ti.. 

Que tú eres la suerte de mi vida.

Yo sé que esto no fue por casualidad. 
Besarte hasta que te extingas, soñarte despierta o dormida, eso que más va a dar. Sentirme poeta en tus ojos, la miel en tus labios. Saber que tanto tú como yo nos comemos la distancia a bocados, que ambas tenemos claro que podrán arrebatarnos el cielo pero no las ganas de volar. Y sin más palabras, ni un solo suspiro, solo te quieros que se escriban en bocanadas de aire que logren escapar de nuestro interminable juego, un duelo de cuerpos donde vence el que se deje llevar menos por el ego y más por el corazón, sin dolor, sin armamento, solo con un caparazón logrado por sonrisas, que ni comentarios ni prisas ajenas puedan deshacer. 
Y dime, princesa, que corriente hay que pueda llevarnos cuando nos juntamos, o sencillamente cuando deseamos estar una con la otra? Ninguna. No hay mar con más fuerza que el latido, ni río con más potencia que la velocidad a la que corre la sangre por mis venas cuando me acaricias. 
Que solo el verde de tus ojos me da la fuerza para salir a discutir con el sol cada noche por las horas en las que no te alumbra, y con la luna por celosa porqué le has cambiado el primer puesto con una sonrisa.

62-

Sabes que te habría llevado al fin del mundo, viaje ida y vuelta, vuelta a mi mundo, a mi cama, a todo lo que te envolviera, a tus labios y a tus besos, a los que nunca me diste. Pero eso no sucedió, porque se nos comió el tiempo y nos abolieron el resto de personas, que ni a ti ni a mi nos importaban pero nos consiguieron condicionar. Soñé contigo pero sin ti, soñé en ti, más correcto llamarlo así. Pero todo es pasado, todo se ha ido apartando y nos ha dejado en lo que ahora sea que somos, dos completas desconocidas jugando a no conocerse, y que triste situación. Morir de ganas de abrazarte y mirarte de reojo, ver tus facciones y acordarme de ellas sin problemas, sabiendo que no hay nadie que me haya parecido tan perfecto, pero que soñar se terminó cuando pasaste de te quiero a te odio. Supongo que no pero así me sentí, como si le hubieras cogido el gustillo a dejarme prendida de tu mirada, a dejarme siempre con ganas y a sentir como moría cuando podías oír mi corazón a kilómetros solo en saber que te iba a poder rozar. Pero al final a lo que te aficionaste fue a ni conmigo ni sin mi, a inventar historias que yo soñaba que se iban a cumplir mientras solo deseaba que dejaras de hacerme daño para pasar a curarlo.
Amé a los ángeles en tu lugar.

61

Y sabes que vas a acabar cayendo, como época tras época has acabado por hacer. Que puede haber mil manos que te sujeten, pero a ver quien es el listo que a la que te intentes escapar te agarre más. Pero aún así confías, no solo en los tuyos, si no en ti. Aunque cueste. Pero lo peor viene cuando te deshojas, cuando pétalo a pétalo te vas quedando otra vez desnuda ante tu imbecilidad mórbida, como te sientes sorbido por un huracán aún tirada en la cama, y no tienes cojones de llamar ni al viento para que acuda a ti.

60-

A veces cuando sientes que te rompes sueles gritar en silencio, te quedas callada, enmudecida, sin saber que decir ni hacer, solo tiemblas, solo tienes ganas de que se apague el mundo y te dejen en paz, pero asimismo necesitas una voz que aunque te insulte se atreva a mostrarte que no estás solo, no del todo. Me siento a veces como un animal, cargo y cargo y mi carga queda encima mío, sin opción a otra salida. Te diviertes, juegas, pero es que no hay nadie que se digne a escuchar las palabras que no salen de mi boca, lo que mis ojos piden a gritos y mi estómago encierra cual secreto escondido. Pasan los momentos, los segundos, minutos, horas, días. Escondes lo que sientes tras tres mil fotografías, tras sonrisas fingidas.. y que fácil parece ser feliz, y que difícil es serlo y no solo parecerlo.

59/

Oyes la lluvia mientras yo oigo solo los latidos de mi corazón, del tuyo, de esto nuestro que es a lo único que quiero reconocer el sonido. Y que bonito queda tu nombre en mis labios. Y cuanto brilla el sol cuando andamos juntas. 
Es cada puto detalle, esa sonrisa traviesa, cuando me besas o cuando intentas no hacerlo. Un enfado fingido, cada noche un sueño nuevo contigo. Las cosas pequeñas, cada te quiero susurrado.. me estremezco en pensar perderte, no entra en mis planes, no hay besos que se agoten, hay miradas que crecen, que nos hacen crecer.
 Y yo, que no tenía intención, que fui sobre ciego para encontrarte, que no pretendía amar, aquí me hallo, perdida en tus ojos, deseando girarme y que estés esperando a que llegue, aunque me riñas por tardar. Yo que ya no pensaba en eso, yo que no tenía ganas de recordar más sonrisas entre lágrimas por nostalgia,te llamo cada noche, te busco entre las estrellas, pero nunca estás. Discuto todas las noches con la luna, y siempre gano por quererte yo más.

Que yo solo soy joven, feliz, libre, niña, princesa, principe, .. que yo solo soy contigo, puro amor.

Petauret bonic.

Hola, soy Sara.
Escribo en el blog de Laura para recordarle lo mucho que la quiero, y lo importante que es para mí. Pene. Tú, idiota, que te veo mañana*_* ya era hora, desaparecida de mierda. Pene. No voy a distraerte más, y por si no te has dado cuenta, tengo pene. Pene. Ahora sí, me despido amor, te tengo que colgar porqué se te acaba la batería del fijo, no sin antes leerte esta cosa chunga que me ha salido de la nada. Te hamo! (L) Dw.

58

Tu no sabes como me siento cada vez que puedo abrazarte, sentir que eres mía, mía y solo mía. Que si la luna fuera menos blanca y un poco más verde seria igual a tus ojos y si el sol brillase un poco más brillaría igual que tu sonrisa. Y es que a veces pasa que te enamoras, y sabes cuando eso sucede porque te sientes latir el corazón como si acabaras de correr 20 kilómetros solo con el roce de sus dedos, cuando te gustaría parar el tiempo para observar como duerme, cuando con el desliz de su mano en tu espalda puede estremecerte, y cuando te das cuenta de que podrías ser feliz solo meciéndote en la curva que te muestran sus labios.

Que caiga esa luz, que baje del cielo, que ilumine la senda que lleva a tu pelo, que cuente los años que llevo esperando para estar tan cerca de ti. 

57.


Esto es lo que ella aún no sabe, yo desaparezco en la persona a la que amo. Soy la membrana permeable. Te lo doy todo; Mi dinero, mi tiempo, mi cuerpo, mi perro, el dinero de mi perro, me haré cargo de tus deudas, y proyectaré en ti toda clase de fantásticas cualidades que tú jamás has cultivado. Te daré todo eso y más, hasta acabar tan agotada y consumida que la única forma de recuperarme sea encapricharme de otra.

El día en que tú y yo nos miremos, seguramente ya no nos iremos. Seremos el punto de encuentro de aquellas miradas que no tienen dueño-

56

Y mi vida es ahora, es cada latido, cada sentimiento, cada corazonada, cada gesto y palabra, cada vez que me giro para ver si estás, y sí, estás, es verte dormir, esperar en silencio para oírte respirar. Es todo a tu lado, y un vacío existencial cuando me faltas. Es cambiar para gustarte mas y más. Es conseguir que quieras elegirme entre un millón sin dudar ni un instante.

#Felicidades mi niña, te amo.

55




Me abrió su universo infinidad de veces, y me adentré en ella y en su forma de ser, me perdí en el rastro de las estrellas, me hipnotizó hasta su forma de caminar. Y así, perdida, adentrada y sin oficio ni beneficio en su ser, fue como empecé a pensar en que me había caído a otro pozo sin fondo, y contemplé la posibilidad de amar. 
Y ahora no tengo remedio alguno, porque ella ya es más íntegra de mi corazón de lo que yo jamás quise detectar, vino sin avisar, y pese a todas mis gilipolleces no se marcha, se queda sin preguntar. Era algo a lo que le tenía como un poco de pánico, pero sus besos son la excepción que confirma la regla,  y sus ojos la calma en medio de la tormenta.

M.

-Que el silencio en tu mirada tiene nombre de mujer.


Y aún no puedo olvidar lo que dijiste un segundo antes de marchar, hoy camino por las lagunas que me dejaste, son 8, 8 los que no se cumplen, y sinceramente muchas veces pienso todavía que podríamos haber sido muy felices. Hoy tus ojos ya no tienen ese color, el recuerdo que me recorre de vez en cuando me puede, siempre, nunca fallas, apuntas a un centro y das directa en la diana. No es que lo haya pasado muy bien, pero nunca dejó de merecer la pena llorar si tu sonreías, aunque fuera para reírte de mi. Me diste todo lo que podía llegar a arroparme, me advirtieron, pero quedé destapada ante un vacío, caí, y aquí estoy, reconstruyendome. Antes todos los días eran duros sin ti, pero ahora mi vida entera lo es, y sobrevivo, no me he muerto sin ti. Hice oídos sordos, no quise ver, y te vi después, te sentí cuando era tarde. Pensé que cuando me decías que era por siempre lo sería, pero que se le va a hacer, de ilusiones se vive, pero solo un tiempo.
Y de mi sombra un suspiro, y de mi piel la soledad.] No sabes cuan vacía me quedé cuando te marchaste, pero eh, me lleno, con o sin ti. Han quedado todo los pedazos de mi ser donde tu los quisiste aposentar. A veces hiere más quien más te quiere, pero no creo que en este caso haya sido así, eso es solo a veces, en el mejor de los casos, y lo nuestro no fue por asomo el mejor de los casos.. solo un cuento sin final, que nunca empezó bien, y todavía en ocasiones se niega a terminar. El día en que te tuve fue el mejor regalo del cielo, de quien fuera que te creara para mi, sentía encajar.. estar en sinfonía con el latido de tu corazón. Otra farsa.
Sabes mejor que nadie lo mucho que te quiero, perdóname si jamás te he herido.


Otro 20 más.

Para mi no es solo un número. Ha sido mi vida, lo más grande de ella.

Me gusta que alguien te ame y que ese alguien sea yo.‏

A estas alturas ya debería haber aprendido que el amor es solo una trampa, pero que hacer si en cada luna veo tus ojos reflejados. Me tienes más hechizada que enamorada, te llevas cada suspiro con el aroma de tus besos. Solo espero que tengas un gran día en mi ausencia, por aquí todo fluye como un salto en el vacío cada vez que me faltas, cada desespero se aumenta cuando tu no lo presencias; es duro vivir en el desafío constante de no poder acariciarte siempre que lo quisiera. Puede que lo merezca, puede que el silencio me envuelva ahora porque el ruido me distrajo antes, más una canción de fondo constante me hace recobrar el sentido, es como si escuchando tu voz pudiera armarme con el valor de dar tumbos sin miedo al vacío, sin miedo a nada si tú confías en mi.. sinceramente lo acepto, es siempre tarde cuando dejo de ser importante para ti, y nunca es pronto si no me necesitas.. solo es la hora exacta en la ue te conocí, solo es el momento ideal para parar el tiempo cuando te sostengo entre mjs brazos, y se que entonces nada puede tumbarnos. Diría que lo tengo todo cuando me sonríes. 

54.

Ven, vuela conmigo, no te soltaré. Saldrá la noche y solo brillará tu sonrisa, cuando no vea nada con un parpadeo sabré por donde tirar. Y si la luna fuera un ovillo de lana los hilos le desenredaríamos, uno a uno... sin parar, sé que aguantaría mil revoltijos a tu lado, dejar que salga el día, que salga quien quiera y de donde quiera menos tú de mi vida. Que soy tan feliz a tu lado que no necesito más que eso.

53.

Dime, que harás ahora sin mi? Me gusta creer que para ti fui importante, que te sorprenderá si algún día vuelves ver como he mudad el interior de mi alma, como de todo lo que te gustaba ya no queda nada, he revestido mi sonrisa. He tirado bolsas llenas de ansiedad al fondo del pozo de tu adiós, ya no me sirve de nada recordar cuanto te quise, como cuando te girabas me enamorabas más, porque ya no, porque ahora de espaldas solo me muestras lo que vi durante tanto tiempo, solo que ahora te agradezco que me dejaras hacer todas esas bobadas, amor adolescente que se esfuma en escaparates de sueños. Ya ves tú, que pena tan grande, perder a quien jugó a dejarme ir. La historia del tonto, si algo quieres, ganatelo, pero ya no lo quieres, y yo ya no te quiero a ti, me lo he repetido tantas veces que al final he podido creer que es cierto. 
Espero que si nunca intentas volver te encuentres tan descolocada en mi, que ni siquiera llames a la puerta. 


-Tu idiotez me hizo el favor de arrancar tu corazón de mi.



Que noche más corta, que nunca termina.




52.

Y si alguna vez pretendes irte de mi vida, ahora que ya estás tan adentro, tú deja una buena cantidad de morfina en la puerta, pues sin ti ya no me apetece seguir viviendo. Se me cae el mundo al suelo si te pierdo, mi amor. No hay nadie como tú, y lo sabes, no hay nadie como yo a tu lado.. y me basta con que lo sepas.

Nunca seré la favorita de tu madre, ni tu padre me mirará jamás a los ojos.. pero seré tu sonrisa diaria, prometo no saltarme el protocolo, vivir a tu vera tratándote como la princesa que eres, merecer tu amor, hasta que lo entiendan.. y cuando lo hayan entendido, saciarte de mi hasta que pidas que pare, que pare de abrazarte porqué te está doliendo la barriga de tanto reírte. 

B.
Buenas princesa, esta es una de las muchas cartas que se quedan escondidas en un pensamiento que por vergüenza o por miedo a ser reprochado, nunca acaba de ver lo que es la verdadera luz. Este afortunado corazón te agradece que formes parte activa en cada latido, que no me dejes perder...
Estoy mucho más que segura de que la luna te tendría los mismos celos que le tengo yo al resto si te diera una noche por desplegar tus alas para ir a verla, pues tu brillo la supera, y es como inferioridad al posarse cerca de tu calor. Ver que la más hermosa rosa al lado del rojo de tus labios se queda plasmada en hojas solubles. Que la nube más dulce y mullida desaparece cuando se le acercan tu tez pálida y tus abrazos...esos que me envuelven, esos que me llevan al fin del mundo, esos que me devuelven a la tierra en tan solo un rodeo. 
No sé si jamás habrás pensado que pueda estar loca, pues yo te aclaro aquí las dudas, lo estoy, mucho más que eso...loca por ti. Y aunque suene muy grande para alguien tan pequeña como yo, para tan diminuto ser, eres la dosis de amor diaria que consigue dejarme caer en los brazos del enamoramiento. Me arriesgo a todo por ti, a todo y más. 
Dicho esto me retiro por hoy, mi doncella encantada. Prometiendo por último ser tu caballero a pesar de los obstáculos y dificultades. Como acompañante llevo siempre todos los amaneceres en que despierto sin ti, son los que le resto al futuro, para que me los devuelva contigo, además con impuesto por retraso, se llama tu sonrisa, pero eso ya es más bien cosa de dejar que nos junten...no hay nada más perfecto

51.

Hermosa tú, yo altiva; acostumbrados
uno a arrollar, el otro a no ceder; 
la senda estrecha, inevitable el choque.. 
¡No pudo ser!

Y así fue como acabó un capítulo de amor que por poco lleva al fin a una historia por contar, no desesperes, dominar los sentimientos es más fácil cuando tienes el corazón de hielo, pero no más bonito.
Y así fue como casi casi lo estropeé todo, con dos palabras, con un te quiero, con un sentimiento.. La añoranza del amor en brazos ajenos. Con un pensamiento hundí la ternura, con un par de jugadas gané la batalla para dejar a mi corazón desprenderse de un punto que me llevaba a la inflexión. Caí desde el cielo, me deslicé por tus labios, una vez guardado su sabor perdí tu sonrisa, y volví a mi infierno. Ya ves, soy un depredador, por lo menos a los ojos de aquel a quien voy a comer.


Yo a las cabañas bajé,
yo a los palacios subí, 
yo en los claustros escalé, 
y en todos lados dejé
recuerdo amargo de mi.
Cuelgo desde muy arriba, soy muy muy fácil de romper.. Frágil como un hilo de cristal.
Fugaz como soñar.

50-

Sabes.. te tengo miedo, es una mierda no querer sentirte cerca, pero no por el hecho de que estés.. Sino por como me siento cada vez que te alejas. Me siento como un pez fuera del agua, como Jack Sparrow sin pelo, como un niño perdido en un supermercado. 
Pero pase lo que pase regresas y me haces crecer.. Soy tan feliz contigo al lado.. Soy tan pequeña sin ti. Puede que diga tonterías, que sería de mí sin sandeces varias? Nunca me creas si te digo que no te quiero. Qué sería de mí sin ti? Ahora ya poco me queda detrás tuyo.. Te llevas todo mi ser en cada paso que das en dirección contraria o incluso incluso en la misma si no es conmigo.. Siento celos de mi sudadera porque te abraza casi más que yo, eso es grave. Pero no te preocupes, que pase lo que pase te llevo conmigo.

48

Cada día se hace esto más grande, tú silencio me envuelve, tu mirada me calla.. no se, sabes? Eres muy grande en todo lo pequeña que eres, eres como quién se cuela sin ser visto. Muero por estar contigo, crezco a tu lado.  
Porque te necesito y el ansia me quema. 
Te voy a contar un secreto.. yo veo tus ojos cada noche, en la luna reflejados.

..


Hay animales que merecen ser queridos mucho más que algunas personas.

47'

Mi motivo, mis ganas. Mi suerte de encontrarte.

Y es que yo necesitar.. no necesito mucho. No necesito un perro que me haga de despertador, ni una rubia con ojos azules para prepararme el café de buenos días, ni un piano en el comedor para endulzar todo lo que pueda oír. No necesito una cama de agua ni una habitación con el techo de cristal para ver las estrellas.
Para que voy a necesitar toda esta sarta de tonterías, si somos dos crías jugando a descubrir lo que es el amar.
Necesito que seas tú quien te duermas a mi lado y así querer despertarme para verte otra vez. Para qué una rubia con café.. si puedes ser tú con tu sonrisa y un vaso de leche con colacao. Dime como voy a querer un piano en el comedor pudiendo tener tu voz chillándome que el agua sale fría. Como que cama de agua.. si la yerba mal cortada es el mejor escenario para las estrellas en vivo y en directo, y si pasas frío tranquila, que mi chaqueta y mi abrazo te protegerán.
Verás, que todo lo que callo es más de lo que nunca he llegado a hablar, por el sencillo hecho de que tú con una mirada me haces dudar de que si antes de conocerte pude .. bueno.. las estrellas observar.

46

Parece que es jugar a hacerse daño.

45'

Me consta que solo me queda dejarte perder, algún día te encontraré, con la sonrisa de cuando nos conocimos, con esa cara de princesa, con esas ganas de vivir, con esa voz que me mentía en cada te quiero. La verdad es que me has herido muy hondo, que el viento se ha encargado de pasar las hojas que tú escribiste, que mis males no sanan ya si te veo pasar y obvio me importa que tu sonrisa no deje de estar presente. Pero más cierto es que ya no lucharé por ti, que ya no lo mereces, ni yo creo merecer otra puñalada tuya. No te digo que no me hayas hecho feliz, al contrario, me has hecho más feliz que nadie. Pero hablamos de pasado, no quiero mezclarlo, porqué hubiera muerto por ti, y tú no lo quisiste ver. Estoy resentida, llámame orgullosa.

Fue tan importante que yo no me creía capaz de seguir cuando te fuiste, pero seguí, fue tan importante que mis lágrimas no se acababan nunca cuando estaba a solas, pero las sequé, fue tan importante para mi que nunca te imaginé tan lejos, pero cuanto más cerca menos te siento


Mi niña bonita, mi dulce princesa.


Aquí ya no queda amor, se me gastó hace tiempo, cuando pedí tu amor con miradas y lo que más se le acercó fue tu espalda. Aunque tú no lo hayas sentido.. me has dolido mucho. Pero te amo como a nadie he amado.

44.

¿Que qué quiero?
Quiero empezar un día contigo.
Quiero un atardecer que nos envuelva de vez en cuando.
Quiero sonreír por y para ti, solamente para ti.
Quiero que me quieras.
Quiero quererte.
Lo más importante.. quiero que quieras todo eso conmigo.


¿Como pudimos llegar a perdernos?

43

Nada ha ido a mejor desde que te fuiste, nada ha sido como una brisa, nada ha logrado sonreír como tú lo hacías. Nada ni nadie ha logrado sacarme de los bajones con tal facilidad. Nadie ha vuelto a ser como tú. No te olvides de mi, me prometiste volver. A veces es tarde, así que no desesperes y ven, ven rápido porqué voy a perderme. Me acuerdo de ti todos los días, a todas horas, prometo que cada sensación está en mi, grabada. Desde abajo se ve todo más oscuro, necesito tus alas para volver allí, desde donde nos tirábamos, desde donde solíamos gritar.. necesito tus alas para volar. Pero me vuelvo vacía, me apago, pongo el modo silencio a mis latidos, nada es como parece. 
Querida ilusión, te echo de menos.


A veces duele de todas formas, mejor quédate donde estás. Sueños te sustituirán.
  • Son solo traiciones de mi mente, a veces.

42

  Poesía.. Poesía eres tú.


Sabes que en el vacío más oscuro podría guiarme tan solo por tus ojos verdes.

Dime que esta vida es de mentira..

.. Dime que la gloria está en tus labios. Que yo te creo, que yo me suelto a por ti, que yo vuelo si hace falta para abrazarte. Y es que no sabes todo lo que me arde por dentro, no sabes lo que me cuesta pedirte que no te vayas y lo mucho que me gusta repetírtelo.. Porque si te vas, es que ya has venido.. Si has venido.. es que te importo, si te importo soy una nube a punto de estallar de felicidad, llueve confeti cerca de tu boca. 

#Dos espejos frente a frente crearán, una imagen sin final.. de entre ellas tendré que elegir, saber donde piso, saber a quién mirar.. y encontrar tu sonrisa. Sé que no la confundiré.. infinita ingenuidad, me traes loca. 

41

¿Quién te ha cambiado la mirada..? Dime, yo sé que tú sola no has sido.. Yo se que todo esto es por algo, lo voy a averiguar, o puede que deje que pase el tiempo, como el destino que nos unió me pida, no se. Sé que tú nunca fuiste cenicienta, ni yo nunca fui un príncipe, ni tus zapatos no fueron jamás de cristal, que nuestro cuento se acabó como todos y que no puedo volar. Pero con tus ojos, tus bambas rosas, tu melena y tus dientes perfectos era otra realidad la que me envolvía. Bajo el humo de tu cigarro se esconden tus sueños dormidos, yo no los pude despertar, que otro te haga feliz, se acabó mi labor en este lugar.



Datos personales

Mi foto
Lérida., Spain
Quizás solo se trate de prosperar, de seguir por un camino que no sea el que marquen tus labios, unas caricias que no sean las tuyas.